Inicio > Artículos de opinón > DEMASIADO TIEMPO Y DOLOR

DEMASIADO TIEMPO Y DOLOR


 

Por José Manuel García Montes, periodista

 

Mi amiga Catalina -que “técnicamente” es mi jefa acá en PrensAnimalista- me dijo la otra vez que siempre la sorprendía con las cosas que escribo. Esa es la idea, buscar temas, planteamientos que -al cabo- nos permitan avanzar en el tema de la protección animal y, sobre todo, verlo como un asunto que afecta a la sociedad y no como un apéndice interesante para unos pocos.

Este verano, por ejemplo, ha sido duro porque siento en el aire que la cantidad de animales jugándose su suerte es enorme. ¿Serán muchos los amos que los dejan librados a lo que el destino les depare, amarrados acaso, sin alimento ni agua? Es claro que así como son cientos los que se preocupan, hay tantos otros -que quizás no sean malas personas, pero sí son malos “dueños”- que no se darán el tiempo de pensar en la responsabilidad que tomaron y, menos todavía, en los derechos de la mascota de la casa.

Es tarde y mientras termino el turno de la pega, siento que tengo que escribir sobre algo que leí en PrensAnimalista. Resulta que después de sesudos debates en Holanda llegaron a la conclusión que debía prohibirse la pornografía que utilizara animales. El debate empezó en 2007 y recién ahora llegaron a la convicción que eso, la prácticas sexuales empleando animales, debían ser prohibidas, que son un delito. Entre los antecedentes hay que subrayar que, hasta ahora, una conducta de este tipo no incurría en delito si el animal no sufría daños (¡?). ¿Más? El volumen de esta “industria”: un 80% de la pornografía mundial la “aporta” Holanda.

Resumiendo, tres años se demoraron los honorables de Holanda en llegar a la convicción de hacer ilegal la pornografía con animales. ¡Tres años! ¿No habrá “empezado por ahí” la mujer que filmaba a sus hijos mientras abusaba de ellos en un ciber? ¿Será muy diferente una cosa de la otra? Tres años de muerte, dolor, de complicidad, de vergüenza. ¿Cuáles serán -me pregunto- los argumentos que esgrimen hoy quienes dilataron, omitieron y taparon todo simplemente porque había que seguir “produciendo”? ¿Qué nexos existían entre los que producían esa basura y los que legislaban? ¿Los habría o, más bien, aquellos eran muy poderosos y éstos, los honorables, un grupo de corderos sumisos que optaron para bajar la cabeza?

Sintetizo. ¿Cómo andamos por casa? ¿Nadie se ha puesto a pensar en que quizás “el estado de las cosas” en que están los animales en Chile sea apenas una especie de paso intermedio hacia algo peor? Talvez no lleguemos en Chile a avalar una producción pornográfica con animales, pero no hay que trepar a ese extremo para darse cuenta que existen otras muchas formas de explotación. Seamos claros: el caso holandés exhibe la barbarie con brutalidad, pero existen “etapas previas” ante las cuales no cabe otra cosa que reaccionar. Y hay que hacerlo ya, ahora. Y en la dirección adecuada: sanciones duras que remezcan, que sacudan, que movilicen a una sociedad muy tibia a la hora de condenar y perseguir lo que es evidente.

Cada vez que veo un animal en la calle me pongo a pensar en cómo será su vida y qué le espera. Es cierto que los que vagan en Chile quizás no sean seres abusados -ojalá-, pero ése es un consuelo menor. Ellos por sí solos no pueden hacer nada. El tema es la indiferencia humana, porque es el hombre el que “les eligió” una vida miserable. Por eso, exijamos más dignidad por los animales, más respeto y conciencia. No dejemos que el infierno avance cada día un poco más en nuestras propias narices.

Anuncios
Categorías:Artículos de opinón
  1. José Manuel García Montes
    febrero 7, 2010 en 21:22

    Hola Marta, muchas gracias por tus palabras… Creo que en Chile es enorme la tarea que hay si se trata de defender y promover los derechos de los animales… Seguir creando conciencia es algo clave, porque en este ámbito somos una sociedad muy poco regulada, con sanciones tibias y mucha demora para juzgar. Un abrazo!

  2. Marta
    febrero 7, 2010 en 21:22

    Me encantan tus artículos, aunque subjetivos
    te basas en la realidad para realizar tus comentarios.
    Me parece más q lamentable todo el dolor por el q pasan los animales
    no sólo las mascotas, también las q son explotadas en circos
    y peor aún sexualmente o cuando pienso en todos los animalitos
    q sufrieron en Chaitén, siento tanta impotencia
    y de alguna manera, es reconfortante saber q existe gente
    culta y con conciencia q miran hacia un lado sin indiferencia.

  3. José Manuel García
    febrero 6, 2010 en 21:22

    Gracias Cata, excelente foto… Creo que refleja todo el dolor que podemos sentir los que queremos a los animales ante el abuso que comenta esta columna, un tema muy duro y oculto.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: