Inicio > Artículos de opinón > LA FURIA DIARIA

LA FURIA DIARIA


Por José Manuel García Montes, periodista

Este ha sido un mes donde “la mitad vacía del vaso” parece prevalecer. Decirlo así no es más que un formalismo, porque a veces me siento como Michael Douglas en “Un día de furia”: con ganas de hacer justicia con mis manos, aunque eso signifique olvidarse de las apariencias y, sobre todo, de poner la otra mejilla.

¿Qué me molesta? Simple. Los repudiables actos humanos que, día a día y con milimétrica precisión, nos recuerdan que siempre somos capaces de lo peor.

A Erasmo García le metieron un destornillador en la cabeza y, después de la previsible agonía, murió. ¿Su pecado? Conducir un bus y resistir el asalto de turno. Un muchacho de 15 años, al cual su abuela protege de antemano -“a mi nieto lo están cargando”, dice-, es el presunto asesino. Tiene apodo y todo -”Magú”-, pero nadie le enseñó el respeto por la vida. El es un pichón de criminal y ante sus pares seguro que se ufana de serlo. Pero el caso es que a Erasmo lo mataron y, ahora, previsiblemente, pasará el tiempo sin que nadie pague, sin que su familia pueda sentir que hay justicia real y sin que, en concreto, exista una condena fuerte y decidida para un crimen que -como otros- es feroz, brutal, aberrante.

En la radio donde trabajo tuvimos un ejemplo más próximo de cómo los “flaites” -ese remedo de gente que ha llegado para exhibir su repugnante presencia, su desparpajo- siempre acechan por su oportunidad. Antes de contarlo, aclaro que no tengo nada contra los pobres, contra los humildes, contra quienes se desloman trabajando. Ellos no tienen nada que ver con los “flaites”, seres de rapiña que están dispuestos a quedarse con lo ajeno, eso entre otras cosas. El caso es que a un compañero le robaron, a la bajada de la micro, el computador y su mochila. Pero eso no es lo peor. Los ladrones, que siempre actúan sobre seguro, al menos de a dos porque no son valientes para hacerlo solos, ahora quieren plata para “devolver” las pertenencias. Desde luego, las cosas están perdidas y ya deben tener otros dueños. Y molesta que ellos piensen que lo que están haciendo es una transacción, una especie de “venta”, que fijen las “reglas” para hacerlo y que se sientan en igualdad de condiciones con las víctimas.

Ya cuando se “enojan” porque no habrá dinero ni negocio, uno llega a la conclusión que esa insolencia, la de estos tiempos, la que desafía a la inteligencia y la dignidad, es una de las peores cosechas que ha podido existir.

¿A qué vienen estos ejemplos? La sociedad, ésta, la chilena, la única que podemos hacer mejor, requiere mirarse a sí misma y decir basta. Acá los problemas no son los delitos, sino éstos y la gente dispuesta a cometerlos. No sólo es la droga sino ésta y quienes, todos los días, sin miramientos, están dispuestos a venderla. No son sólo los abandonos de animales, sino quienes, apelando a quizás qué lógica, creen que un ser indefenso se las verá bien en la calle. Lo que quiero decir es que hay muchas ¿personas? que están haciendo nada porque las cosas mejoren. Y lo mismo vale para quienes ofrecen animales en internet o en los diarios. Así como hay cientos que luchan, incluso sin tener los recursos, por ayudar, también hay otros cientos que están más interesados con lucrar. Y de ese péndulo dependen vidas, ni más ni menos.

Seamos claros: el infierno está en el mundo, no hay que esperar a morir para verlo. Lo vimos en los Balcanes, en el 11 S, en la “noche larga” de Chile, hoy en Haití. No dejemos que esta sociedad, la nuestra, tan pasiva y sumisa, siga perdiendo la dignidad. Cuando ello termine de pasar, no habrá tiempo y faltarán ideas para girar en otra dirección.

Anuncios
Categorías:Artículos de opinón
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: