Archivo

Archive for 31 diciembre 2009

El origen de la frase… EL PERRO ES EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE

diciembre 31, 2009 1 comentario

Por Paola Dragnic

  • La frase, incluso ridiculizada en varias ocasiones, no es más el corolario de una historia olvidada que en realidad debiéramos tener presente día a día. Por eso quiero compartirla con Ustedes.
  •  Es una historia mágica, que a finales del 1.800, cambió la historia judicial en Estados Unidos en materia de los derechos animales y que nos enrostró a los humanos, un poco de esas miserias contra las que debiéramos luchar también en esta cruzada animalista.

 Charles Burden, un granjero amante de los animales, era conocido en el condado de Warrensburg de Missouri, por la entrañable relación que tenía con su perro, Old Drum. Un viejo foxhound famoso por sus impresionantes habilidades de caza y su gran inteligencia.

 Cuenta la leyenda, que Burden bebía alcohol con sus amigos, y en las entretenidas veladas solo hablaba de las pericias de su perro.

 Pero Old Drum y el granjero tenían un enemigo. Su vecino, el millonario Leonidas Hornsby que odiaba a los animales y varias veces había amenazado con matar al perro, hasta que una noche de 1869, el viejo Drum fue asesinado a sangre fría.

 Charles encontró el cuerpo de su amigo con varios balazos justo en la cerca de su vecino. Las evidencias eran contundentes. Charles lloró varios días la muerte de su amigo y prometió hacer justicia.

 Fue a la corte de Warrensburg. Allí, luego de reírse de él por pretender que alguien fuese juzgado por la muerte de un perro, le indicaron que lo máximo de la demanda no podía superar los 150 dólares y perdió el primer juicio.

 Apeló hasta que el caso llegó a la Corte del Estado en la que se dispuso que fuese el tribunal del juez Foster Wright el que administrara justicia de forma inapelable.

 Hornsby, el acusado, sería representado por dos luminarias del momento: Francis Cockrell, futuro senador de los Estados Unidos por Missouri, y Thomas Critteden, que llegaría a ser gobernador del Estado.

 Durante un año, Charles preparó el juicio con el coronel Wells Blodgett convencido de hacer justicia por la muerte de su viejo perro. Pero la desventaja era evidente. El militar supo entonces que el reconocido abogado y asesor presidencial, George Graham Vest estaba de visita en el condado y no dudaron un minuto en contactarlo.

 Vest, que después sería senador durante más de dos décadas, aceptó el desafío que ningún abogado quería tomar por miedo al ridículo que significaba entonces pretender hacer justicia por la muerte de un simple perro.

 El 23 de septiembre de 1870, Vest tomó el caso que lo haría famoso y con el que acuñó la frase: El perro es el mejor amigo del hombre.

 El juez Wright, que estaba dispuesto a aplicar la fría letra de la ley para acabar con el caso ese mismo día, nunca pensó que asistiría a una lucha sin cuartel en la que se acuñaría la que después sería una frase famosa.

 El juicio comenzó. Critteden y Cockrell, abogados del acusado, se dirigieron al jurado. Su pilar argumental giró en torno del valor monetario de la pérdida de Burden, que consideraron ridícula. Y eso era lo que George Vest esperaba.

 Tras meditar unos instantes, se puso lentamente de pie y, mientras caminaba de un extremo al otro de la sala, dejó de lado el resarcimiento económico y habló de lo único que le interesaba: un perro había sido muerto salvajemente.

 De su alegato, con el que ganó el juicio, sólo se conserva el fragmento que transcribimos textualmente:

 Señores del jurado, el mejor amigo que tiene un hombre en el mundo puede volverse contra él. Su hijo o hija, a los que ha

George Graham Vest

criado con amoroso cuidado, pueden ser desagradecidos. Aquellos que están mas cerca nuestro y que nos son más queridos, aquellos a los que les confiamos nuestra felicidad y nuestro buen nombre, pueden traicionarnos.

 El dinero que un hombre ahorra puede perderse. La reputación puede ser sacrificada en un momento de acción impensada. La gente que está dispuesta a caer de rodillas para honrarnos cuando el éxito nos sonríe, puede ser la primera en tirar la piedra de la maldad cuando el fracaso nubla nuestras cabezas. El único amigo absoluto y desinteresado que puede tener un hombre en este mundo egoísta, el que nunca es desagradecido o traicionero, es su perro. Con esto estoy diciendo que el perro es el mejor amigo del hombre.

 ¿Por qué sres. del jurado?. Porque el perro de un hombre está a su lado en la prosperidad y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad. El dormirá en la fría tierra, donde sopla el viento y la nieve se arremolina implacable, sólo para poder estar al lado de su dueño. Besará la mano que no puede ofrecerle comida, cuidará las heridas y penas que el encuentro con la rudeza del mundo le ocasione. Guardará el sueño de su pobre señor como si fuera un príncipe. Cuando todos los demás nos abandonan, él permanece. Cuando la riqueza desaparece y la reputación se hace añicos, él es tan constante en su amor como el sol en su viaje por el cielo.

 Si el destino lleva a su señor a ser un proscrito en el mundo, sin amigos y sin hogar, el perro no pide otro privilegio que el de acompañarlo para defenderlo del peligro y pelear contra sus enemigos. Y cuando el último de todos los actos llega, y la muerte se lleva a su amo, no importa si todos los amigos siguen su camino. Allí, junto a su tumba, encontraréis al noble perro, la cabeza entre las patas, los ojos tristes, pero abiertos en alerta vigilancia, fiel y leal aún en la muerte.

 La solemnidad, la fuerza y la verdad de sus palabras, hicieron que muchos integrantes del jurado rompieran en llantos de emoción. El juez, petrificado, comprendió entonces la dimensión de lo sucedido. Hornsby, el asesino del viejo Drum, fue multado y encarcelado.

 Hoy, a las afueras de la corte del condado de Warrensburg, se levanta una estatua que recuerda al viejo Drum y esa batalla judicial que marcó un precedente.

Anuncios
Categorías:Para contarlo

TRÁFICO DE PERROS EN EUROPA DEL ESTE

diciembre 30, 2009 4 comentarios

MADRID, (EUROPA PRESS) – La Asociación Amnistía Animal denuncia el “constante y dramático” tráfico de animales que se produce desde países del este, en concreto de 200.000 cachorros que llegan cada año a España, así como la explotación de los mismos y alerta de que los cachorros vienen sin vacunar contra la rabia. En este sentido, informa sobre el maltrato que sufren estos animales en el camino a los países destino donde serán vendidos, durante el cual viajan hacinados en camiones, sin una atención y alimentación adecuada.

Así, en los países del Este hay “baterías de cría” en las que las perras paren camadas una tras otra encerradas en recintos “oscuros, sórdidos, insalubres y estresantes” en los que la comida se mezcla con las heces. Para comprobarlo, la organización anima a ver el vídeo contenido en el enlace: http://www.dailymotion.com/video/x4elry_elevage-en-slovaquie_animals, en el que se muestra un criadero de Eslovaquia.

Además, en algunos transportes hay cachorros que llegan muertos por hambre, sed, enfermedad y miedo, aunque los aquellos que sobreviven suelen estar infectados de parvo o de moquillo, según informa la ONG. Asimismo, el 70% mueren cuando se encuentran con sus nuevas familias.

Los viajes son organizados por grandes tiendas, que luego a su vez actúan como mayoristas para abastecer a tiendas más pequeñas. Así, las tiendas españolas compran los perros por 60 euros y los venden por 600, 800 ó 1000 euros, según apunta la Presidenta de Amnistía Animal Comunidad de Madrid, Matilde Cubillo, para quien “es un negocio generalizado”.

También denuncia que existen criaderos españoles que traen a sus perros de otros países y los mantienen en sus instalaciones y que parte de esos animales son destinados a la venta y parte, a la cría, siendo muchos de esos puntos de venta de cachorros ilegales.

Categorías:Noticias

PRESIDENCIA DE COMISIÓN DE SALUD DEL SENADO: PUGNA Y RENUNCIA CAUSA EL EXTERMINIO DE PERROS ABANDONADOS

diciembre 29, 2009 9 comentarios
  • SENADOR GIRARDI DIJO QUE FUE UN ERROR ACEPTAR LA EUTANASIA

Molesto con el Gobierno y sus colegas de la Comisión de Salud por el trato “descortés” en la tramitación del proyecto de ley sobre tenencia responsable de mascotas y perros vagos -que incluye la eutanasia de animales- el senador Mariano Ruiz-Esquide decidió renunciar a la presidencia de la Comisión de Salud.

La iniciativa estuvo a punto de verse en la sala del Senado días atrás, pero senadores y el Ministerio de Salud pidieron nuevas revisiones y audiencias con entidades, pese a que fue aprobado en Comisión por 3 votos contra 2, acusó el senador. “Fue como un golpe en la espalda. Y ahora que un perro mordió a una niñita, quién dice o hace algo”, dijo Ruiz-Esquide.

El senador Guido Girardi dijo que fue un error de su colega Ruiz-Esquide aceptar la indicación sustitutiva del Gobierno con el exterminio de perros vagos y bravos.

Su colega Carlos Kuschel dijo que el financiamiento para ese tema no está claro todavía.

 RUIZ-ESQUIDE RENUNCIA A PRESIDENCIA DE COMISIÓN DE SALUD DEL SENADO
 
Uno de los máximos partidarios del decaído proyecto de ley eutanásico, Mariano Ruiz-Esquide,  renunció a la presidencia de la Comisión de Salud del Senado. Las razones, según el parlamentario, se deben a que está en desacuerdo con el proyecto que perfecciona el sistema de licencias médicas. A juicio de Ruiz-Esquide, el gobierno no cumplió el compromiso de revisar y evaluar con la comisión las propuestas antes de dar luz verde al proyecto.

“Lo que ha hecho el gobierno ha sido un proyecto sesgado, que sólo eleva las restricciones y sanciones a los profesionales de la salud, cosa que respaldo en términos delictivos, pero se sigue manteniendo el control que hacen las isapres de las licencias que otorgan otros médicos, es decir las isapres son juez y parte, además no hay reforma en el Compi”, explicó.

Categorías:Noticias

ORGANIZACIONES PODRÍAN QUERELLARSE POR MALTRATO A ANIMALES ABANDONADOS

diciembre 28, 2009 4 comentarios
  • Los senadores Pedro Muñoz y Alejandro Navarro presentaron una iniciativa que busca satisfacer una demanda de la Coalición por el Control Ético de la Fauna Urbana (CEFU).

Será la Comisión de Salud del Senado la encargada de analizar la moción presentada por los senadores Pedro Muñoz y Alejandro Navarro para posibilitar que distintas organizaciones pro animales, puedan presentar querellas o hacer las denuncias respectivas en casos de maltrato a animales callejeros.

La iniciativa modifica la Ley sobre Protección de Animales, estableciendo un nuevo artículo que señala que “podrán querellarse en los delitos de maltrato o crueldad con animales, y las demás infracciones previstas en esta ley, las organizaciones de derecho privado, con personalidad jurídica que tengan por finalidad la protección de los derechos de los animales”.

 Según explicaron ambos parlamentarios, durante la tramitación de la denominada Ley sobre Protección de Animales, “pudimos percatarnos que no daba derecho a querellarse o denunciar la violación de normas de bienestar animal, aún si ellas constituyen delito”.

Los senadores señalaron que ello derivaría en una evidente impunidad, por ejemplo, si una persona tortura a un perro callejero, ya que al no tener dueño, virtualmente nadie podría querellarse, pues el artículo 111 del Código Penal dispone que el derecho a querella es sólo de la víctima, la que generalmente se asocia al dueño, poseedor o mero tenedor del animal.

 Los senadores Muñoz y Navarro explicaron que “a petición expresa de la Coalición por el Control Ético de la Fauna Urbana, presentamos una indicación ante el Senado para dar por término a esta exclusión y mordaza judicial, pero la Comisión respectiva no dio lugar a nuestra solicitud”.

COMPROMISO

Ambos legisladores advirtieron que presentaron este proyecto en el ánimo de cumplir el compromiso que adquirieron con organizaciones por animales. 

“Creemos que constituye una norma inconstitucional, aquella que restringe la facultad de querella de las personas jurídicas que tengan por objeto la protección de los animales o su bienestar, en el entendido que el artículo 1 de la Constitución señala que ellas son autónomas en la consecución de sus fines específicos”, sentenciaron.

Los senadores agregaron que “negarles a estos organismos la posibilidad de denuncia o querella implica intervenir en tal autonomía, suplantar a la ciudadanía, mutilar la natural facultad de defender sus intereses aún en lo infraccional y penal”.

Categorías:Noticias

REMITEN PROYECTO SOBRE TENENCIA RESPONSABLE DE PERROS Y MASCOTAS A COMISIÓN DE SALUD

diciembre 26, 2009 Deja un comentario

  • “No están bien establecidas las institucionalidades y las responsabilidades” de Salud y Agricultura, según el senador Carlos Kuschel.

El proyecto que regula la tenencia responsable de perros y mascotas fue remitido nuevamente a la Comisión de Salud por acuerdo de los comités parlamentarios. 

Esto, en medio de un nuevo caso de ataque de un perro Pitbull a una menor de edad. La niña sufrió mordeduras en su rostro y permanece internada en la Clínica Las Condes. Vecinos acuchillaron al perro para poder rescatar a la menor.

La idea es recibir a las organizaciones que no alcanzaron a entregar sus opiniones sobre la iniciativa y perfeccionar algunos aspectos de la misma, explicó el integrante de esta instancia legislativa Carlos Kuschel.

El parlamentario, asimismo, señaló que el proyecto enfrenta dificiltades en lo relativo a su financiamiento y al rol que deben cumplir los municipios y otras entidades como los ministerios de Salud y de Agricultura.

Sobre el último punto, en el proyecto “no están bien establecidas las institucionalidades y las responsabilidades”, dijo Kuschel.

La iniciativa regula la responsabilidad por los daños a la propiedad o a las personas que causen mascotas o animales de compañía; aplica medidas para el control de la población animal, incluida la eutanasia, a fin de evitar el impacto negativo en la salud de las personas y promueve la tenencia responsable de mascotas.

En lo fundamental se señala que las municipalidades estarán facultadas para implementar un sistema de recolección de animales a objeto de retirar de la vía pública, sitios eriazos o locales de cualquier naturaleza donde se reúna o transite público, todo animal abandonado.

Para ello, podrán implementar centros de mantención temporal de animales por el tiempo que determine la municipalidad respectiva y los que no sean reclamados en ese período se consideraran sin dueño y podrán ser dados en adopción, subastados o sometidos a eutanasia.

El proyecto también dispone que los Jueces de Policía Local podrán disponer la eutanasia de animales que constituyan un riesgo para la salud o seguridad de las personas o para la salud pública.

Asimismo, dispone la obligación de contar con un Registro Municipal de Mascotas.

Categorías:Noticias

DIPUTADOS APRUEBAN ACUERDO PARA PERRERAS MUNICIPALES

diciembre 22, 2009 18 comentarios
Legislar de espalda a la gente

DIPUTADOS APRUEBAN ACUERDO PARA PERRERAS MUNICIPALES

Por PDR

Durante la tarde de este lunes 21 de diciembre, mientras en el Senado se sacaba de tabla la discusión del Boletín 6499-11 que contempla la eliminación de perros abandonados, la Cámara de Diputados daba un silencioso golpe magistral.

En agosto pasado, cinco diputados de la Concertación presentaron un “Proyecto de Acuerdo” (#853) para la creación de –textual- “Perreras Municipales”.

El Proyecto de Acuerdo permaneció ahí, congelado, hasta que este lunes, a las 19.16 horas de la tarde, poco después de que el Senado decidiera posponer el polémico proyecto que pretende eliminar a los perros abandonados, cincuenta (50) diputados levantaron la mano y aprobaron el Proyecto de Acuerdo para la creación de “Perreras Municipales”.

¿Solo coincidencias? ¿Qué significa esto? ¿Podrá la sociedad civil –los representados- trabajar algún día cara a cara con sus representantes sin el temor permanente de estas jugarretas legislativas?

¿Cuál es la obsesión que está penando en el Congreso para que, a pesar de las premuras legales ad portas al balotaje del próximo 17 de enero, tantos legisladores estén empeñados en dejar listo un cuerpo legal que asegure sacar a los perros de las calles de Chile?

¿Algún tratado de libre comercio lo exige como requisito primordial? ¿Votos comprometidos, algún compromiso olvidado con la Asociación de Municipalidades?

Resulta difícil comprender esta repentina urgencia en el actual escenario político que, a solo días de la elección presidencial, debiera priorizar otros asuntos bastante más importantes que la impopular medida de andar capturando perros abandonados.

Pero no. La necesidad política o la obsesión personal –quien sabe- de terminar este período legislativo amarrando a  toda costa algún proyecto de retiro y eliminación de perros abandonados, ha desarrollado una impresionante creatividad en los promotores de la polémica e ineficaz medida.

Es fácil recordar entonces esas últimas leyes de amarre que la Junta de Pinochet se apresuró a firmar incluso un día antes de la asunción de Patricio Aylwin en el gobierno.

No hay que exculpar, pero queda el consuelo al menos de que esa pequeña junta integrada por almirantes y generales, no fue elegida por nosotros y de una manera u otra, la sociedad civil tenía más razones para entender que simplemente no estaba representada.

Pero hoy, los diputados y senadores que cruzan raudos la ruta hacia Valparaíso, han sido designados con la respetable misión de representar a una sociedad civil que deja descansar sus intereses en el actuar diario de estos honorables. Quizás ahí está el primer error. Creer ciegamente que somos correctamente encarnados en estos trabajadores de las leyes.

Cobrar lealtades al voto quizás no corresponde. Pero en el deber moral de los legisladores está promover el diálogo con sus representados y legislar –como alguna vez dijo la diputada Laura Rodríguez- de cara a la gente.

La repentina aprobación unánime de este “Proyecto de Acuerdo” para crear las perreras municipales, no es más que una prueba concreta y violenta, de la sordera e indeferencia legislativa de quienes nos representan.

Más aun cuando horas antes, la gestión de organizaciones animalistas consiguió bajar la discusión del proyecto de Ley (boletín 6499-11) que en sus artículos 11 y 12, plantea la “eutanasia” como solución al control de población canina.

Durante meses, diversos personajes públicos y especialmente profesionales de diversas organizaciones no gubernamentales que trabajan el tema del Control Ético de la Fauna Urbana y bienestar animal como CEFU y Proanimal, han intentado tomar contacto con los senadores y las autoridades sanitarias del país, para exponer los argumentos técnicos, económicos, idiosincráticos y de modelación poblacional que demuestran la ineficacia del exterminio de perros como control de población, y asimismo hacer llegar propuestas alternativas para enfrentar la problemática de los perros abandonados en Chile.

Los esfuerzos parecen infructuosos y es más que probable que nuestros legisladores ni siquiera sepan bien qué es lo que están votando y en qué gastarán 6 mil 500 millones de pesos. ¿Alguno habrá leído los informes técnicos de quienes trabajan día a día en el control de población de perros?

El Ministerio de Salud convocó a una mesa de trabajo que reúne a profesionales de la sociedad civil y universidades con el fin de discutir y acotar acuerdos en común para abordar este problema. Pero la tozudez de los parlamentarios llega a ser ofensiva.

Los senadores, encabezados por Mariano Ruíz-Esquide (DC), han hecho caso omiso de esta instancia continuando con el lobby interno y con los medios de comunicación para afirmar el proyecto de ley (6499-11) y lograr revertir así la arremetida de las organizaciones animalistas que han instalado una verdad dolorosa: habiendo tantas necesidades sociales, el estado gastará dinero ineficazmente en matar perros.

¿Ni siquiera respetan una mesa de expertos convocada por el gobierno? ¿Cuál es el fin entonces de esta instancia sino calmar las pasiones, distraer a los interesados y liberar el camino para poder de igual forma aprobar ahora las perreras municipales?

Un retroceso peligroso pues solo volver a hablar de Perreras Municipales, indica que, ahora nuestros diputados, han sido sordos y ciegos a la hora de escuchar a los entendidos en la materia.

Nostalgias apresuradas quizás, pero el boletín 6499-11 al menos tocaba algunos conceptos importantes y regulaba varios aspectos que el ahora Proyecto de Acuerdo de perreras municipales #853 omite ferozmente.

Hoy, el boletín 6499-11 fue retirado de tabla pero lamentablemente no porque los senadores hayan entendido la importancia de escuchar a los expertos reunidos en una mesa de trabajo, sino gracias al lobby de líderes sociales que han sabido trabajar internamente en el parlamento.

Quizás, algunos senadores comprendieron que el boletín 6499-11 estaba un tanto dañado públicamente y que el costo político del mismo podía ser alto. Quien sabe. Quizás tantas manifestaciones, afiches, notas de prensa, protestas y activismo virtual también influyeron.

No lo sabremos, pero lo cierto es que los parlamentarios están decididos y si por el Senado no se puede, los diputados están dispuestos a inmolarse.

La algarabía que generó la suspensión temporal del boletín 6499-11, permitió entonces que de espaldas a sus electores, los diputados aprobaran silenciosamente, por unanimidad y en corta y breve ceremonia, ese proyecto de acuerdo para crear perreras municipales. Gol.

¿Qué significa?

Quizás algo más peligroso que la existencia misma del boletín 6499-11. Un proyecto de acuerdo es algo así como un espaldarazo político a la idea de legislar sobre el tema propuesto. Basta ahora que cualquier diputado presente la moción, y el compromiso general de aprobarlo está asumido. Lapidario y con un golpe en seco, los diputados han dado esta señal.

Pero el peligro es aun mayor, porque la aprobación de este acuerdo, tan contundente, no solo encarna la sordera parlamentaria ante un problema para el que sí hay soluciones más humanas, efectivas y éticas, sino que deja al descubierto la comodidad actual de los diputados que entonces echarán mano al marco legislativo existente sin tener que crear una ley especial.

¿Cómo es esto?

Pues en Chile no está prohibido el retiro de perros. El mismo proyecto de acuerdo comienza nombrando los dictámenes de contraloría que sancionan la eutanasia para dejar en claro que “supuestamente” no se puede matar y aclarar también que nada se dice de capturarlos y acopiarlos.

El texto, astutamente, luego argumenta el deber sanitario de evitar las zoonosis y el dramático escenario de las jaurías caninas que “traen enfermedades”. Corto y preciso. Cómo hay que evitar la transmisión de zoonosis, y los servicios de salud y las municipalidades deben velar por esto, la recolección de perros es una actividad más de este “deber”. Y pueden estar en lo cierto.

El texto se desarrolla con una lógica basta simple y burda: como no tienen recursos para capturar a los perros y mantenerlos en “perreras” para evitar las zoonosis, simplemente se necesita dinero.

Es decir, en realidad no es necesaria toda una ley para ello sino simplemente recursos para que las instancias aludidas puedan cumplir su deber de evitar las zoonosis caninas. Eso sí, claro, sin matarlos.

Siempre se acompaña una frase de bronce con la palabra enfermedad para mantenerse en el marco legal y en el cumplimiento del deber ser. Que golazo.

Veamos el texto:

“Problemática de todos los días y de todos los lugares de nuestros país, se ha convertido la vagancia de cientos de perros callejeros que deambulan como jaurías en busca de alimento y de lugares donde poder albergarse (…) Los perros vagos se convirtieron en el paisaje conocido de las calles de distintas ciudades de Chile, trayendo consigo enfermedades y brote de suciedad en las calles”

(…) Ahora cual es el punto en particular motivo de la presentación de este proyecto de acuerdo. La mayoría de los Municipios no cuentan con recursos extraordinarios para llevar a cabo actividades de prevención de enfermedades relacionadas con el cuidado de los perros callejeros (…)

(…) La Cámara de Diputados acuerda oficiar y solicitar a S.E. la Presidenta de la República que instruya al Ministerio de Hacienda y al Ministerio de Salud:

1.- Para que analicen la posibilidad de otorgar recursos específicos a los Municipios para la creación de Perreras Municipales con el objeto de que se implanten programas efectivos de prevención de enfermedades en la población (…)

El tremendo retroceso que implica la sola redacción de este documento está a la vista solo en el uso de las palabras. Hablar de perreras municipales nos retorna a los años ’50. Los perros son vagos, y no abandonados. Pareciera no haber responsabilidad humana en esta problemática y reducir el asunto a una mera necesidad de dinero para poder encerrar a los perros y así evitar enfermedades, es simplemente una falta de respeto a las decenas de profesionales que día a día intentan que nuestros representantes entiendan que hay mecanismos eficaces para solucionar de una vez por todas este problema que, sin duda, nos importa a muchos.

La sola aprobación de este proyecto de acuerdo, haciendo caso omiso de todo un largo proceso de negociaciones y trabajo de la sociedad civil para aportar a la toma de decisiones desde la expertiz de quienes sí conocen el tema, es simplemente una burla a todos los que asistimos a la urna a votar y garantizamos un sueldo millonario para que estos señores y señoras se informen, aprendan y legislen con argumentos sólidos y técnicos.

Las jugarretas legislativas que están aplicando en esta y otras materias, nos muestra a un parlamento insolente con el pueblo que lo eligió, un parlamento que engaña a los ciudadanos y que a cualquier costo y de cualquier forma, aprobará aquellas normativas que se han instalado (quien sabe por qué razón) en la pupila de varios honorables.

Es inverosímil creer simplemente en una descoordinación entre el Senado, la Cámara y el Ministerio de Salud en materia de “control canino”. Y si así fuera o así defendieran esta “maravilla legal”, nos queda entonces la profunda preocupación sobre la seriedad en la que se están generando nuestras leyes, todas.

Ahora nos queda esperar el pronunciamiento de la tan ignorada Mesa Técnica que se ha creado en el MINSAL para analizar el problema de los perros abandonados. Y sin duda, las señales que se emitan desde el ejecutivo sobre este Proyecto de Acuerdo.

El período legislativo concluye este 20 de enero. Solo tres días después de las elecciones presidenciales. Así es que todos estaremos atentos al curso que tomen los hechos y que sin duda, se reflejará en el sufragio este próximo 17 de enero.

Como dato de la causa, es importante nombrar que los honorables diputados autores del Proyecto de Acuerdo son: Fernando Meza, Alejandro Sule, José Pérez, Marco Espinoza, todos radicales. José Miguel Ortiz (DC), Ramón Farías (PPD), Marcelo Díaz (PS).

En la página web de la cámara, fácilmente podemos ver quienes votaron a favor, entre ellos varios diputados y diputadas que se habían manifestado contrarios al agónico boletín 6499-11.

Categorías:Noticias

SANCIONARÁN A MUNICIPIO DE ÑUÑOA POR OCULTAR INFORMACIÓN DEL CANIL QUE SABAT LLAMA CENTRO DE RESCATE CANINO

diciembre 21, 2009 10 comentarios

 En reiteradas ocasiones la Municipalidad de Ñuñoa negó a habitantes de la comuna antecedentes sobre el funcionamiento de dicho recinto.

    Por MLC

 El Consejo de Transparencia (organismo público autónomo) luego de un recurso de amparo interpuesto por proteccionistas, sancionó al municipio de Ñuñoa por infringir la ley de acceso a la información pública al negarse entregar antecedentes sobre el funcionamiento del canil municipal. El 23 de octubre pasado, vecinos animalistas solicitaron a la alcaldía la planilla de asignación de recursos del llamado “Centro de Rescate Canino” luego de las reiteradas denuncias de voluntarios, los cuales aseguraron a PrensAnimalista que este lugar no contaba con los requerimientos básicos tales como alimento suficiente, medicamentos, personal, y por sobretodo, la infraestructura necesaria (el canil de Ñuñoa es un galpón abierto).

 La administración del alcalde Pedro Sabat, en primera instancia, señaló que el canil contaba con personal y recursos suficientes para un buen funcionamiento pero negó la existencia de documentos que lo avalaran. Vecinos de la comuna insistieron hasta que el Departamento Jurídico ñuñoíno respondió que el municipio no estaba obligado a revelar estos antecedentes. Esta negativa acrecentó las sospechas respecto a la verdadera naturaleza del recinto que fuera presentado ante la comunidad como un “modelo a seguir en el cuidado animal”.

 Frente a ello, el recurso de amparo fue acogido inmediatamente por el Consejo de Transparencia quien puede decretar multas (que van del 20% al 50% de su remuneración mensual) a la autoridad o jefatura o jefe superior del órgano o servicio requerido, que no hubiere respondido o hubiere denegado sin fundamento el acceso a la información y en los casos de incumplimiento injustificado de las normas sobre transparencia activa.

También puede decretar multas en los casos que no se entregue oportunamente la información tras una resolución firme que ordena la entrega. En este caso, si la autoridad o jefatura o jefe superior del órgano o servicio persistiese en la actitud de no entregar la información solicitada, se puede aplicar el doble de las multas contempladas o decretar la suspensión del cargo hasta por 5 días.

 El municipio de Ñuñoa tiene un plazo de 10 días para hacer sus descargos.

 VISITA AL CANIL DE ÑUÑOA: LEJOS DE SER UN PASEO POR LAS NUBES

 https://prensanimalista.wordpress.com/2009/11/14/visita-al-canil-de-nunoa-lejos-de-ser-un-paseo-por-las-nubes/

Categorías:Noticias