Archivo

Archive for the ‘Para contarlo’ Category

“TURCO”, PERRO QUE FUE ABANDONADO, SALVÓ 18 VIDAS EN HAITÍ

febrero 11, 2010 13 comentarios
  • Abandonado por su dueño en Tarifa-España, este labrador estaba al borde de la muerte cuando fue recogido por unos militares. En unos meses pasó de ser un vagabundo a convertirse en el orgullo de un cuerpo de bomberos. Acaba de regresar de Haití, graduado tras salvar 18 vidas.

“Turco” es un perro andaluz y su historia comienza, como la película de Dalí y Buñuel, con una navaja bien afilada.

En su caso, el tajo fue en el cuello. Sus dueños le extrajeron así el microchip, una práctica muy habitual entre los propietarios de los 150.000 perros que se abandonan en España cada año. El can vagabundeó no se sabe cuánto tiempo por las afueras de Tarifa, en pleno verano de 2008, y acabó en un campo de maniobras. Lo recogieron unos militares que hacían ejercicios de tiro, muerto de sed, hecho un saco de huesos, lleno de pulgas y parásitos.

Así fue como el perrito se cruzó en la vida de Cristina Plaza Jorge, una soldado profesional de 22 años. “Me llamaron los compañeros que lo habían rescatado. Sabían que me estaba costando adaptarme, que me sentía sola y le había dicho a todo el mundo que quería un perro. Me mandaron una foto por el móvil. Parecía pequeñito, aunque resultó ser un grandullón. Y estaba flaquísimo. Me enamoré. Crucé el Estrecho en el ferry, me fui a ver al veterinario de Algeciras donde lo habían dejado y me lo llevé a casa”, relata.

“Turco” se recuperó de sus heridas gracias a los mimos de Cristina. Y recobró la alegría, pues la nobleza nunca la perdió. «Es el perro más juguetón del mundo. Incansable. Lo que más le gusta es correr por la playa. Le puedes tirar un palito cien veces, que cien veces irá a por él y te lo traerá.» Vivieron juntos ocho meses felices. Ganó peso, aunque seguía sin ladrar. Una mañana cayó una tromba de agua: 160 litros por metro cuadrado. Y la casa de alquiler de Cristina, una planta baja, se inundó de tal modo que era inhabitable. “Rezumaba tanta humedad que tuve que volver al cuartel. Como allí no podía tenerlo, lo llevé a casa de mi madre. Allí, Turco conoció la nieve. Pero el destino le tenía reservada una nueva sorpresa. El perro rescatado de la muerte por unos soldados de buen corazón iba a tener ocasión de demostrar su generosidad y devolver el favor.

El sobrino de una vecina, bombero del grupo de especialistas en rescates de la Junta de Castilla y León, lo vio corretear por el pueblo e intuyó enseguida que aquel can alegre, vivísimo, que lo olfateaba todo con la curiosidad de un detective, sin despistarse jamás, tenía madera de héroe. Pidió permiso a Cristina para hacerle una prueba. El perrito no sólo demostró que era un perro ejemplar sino que el mejor detective.

Cristina les puso a los bomberos tres condiciones antes de donarles a “Turco”: que no le cambiasen el nombre, que le dejasen verlo cada vez que fuera a Valladolid y que si el perro no superaba las pruebas, se lo devolviesen. Y avisó, además, del gran inconveniente: no ladraba. ¿Cómo se las arreglaría para alertarlos si encontraba un superviviente entre los escombros? A los quince días la llamaron por teléfono. “Tu perro ya ladra y está hecho una máquina. Cuando salimos a correr, se viene con nosotros. Y luego se va a correr con el siguiente turno. Nunca tiene bastante”.

Completado su entrenamiento, llegó la prueba de fuego. “Turco” voló a Haití con un equipo de siete bomberos. Fueron nueve días de trabajo tan intensos como atroces, trabajando 16 horas diarias en condiciones inimaginables, entre réplicas del terremoto y actos de pillaje o de mera supervivencia. Participaron en 18 rescates. Cuando hay 150.000 muertos sobre el terreno, hablar de 18 finales felices es como aferrarse a un clavo ardiendo. Hasta los perros se deprimen ante la enormidad de la tragedia. Pero cada vida humana cuenta. Por eso mismo, Francisco Rivas no podrá olvidar nunca a la adolescente que tuvieron que dejar en un edificio cuando apenas faltaba media hora para desenterrarla porque los escoltas de la ONU, temerosos de verse envueltos en un tiroteo cercano, les ordenaron abandonar el salvamento y salir de allí por piernas.

Pero tampoco nadie podrá olvidar el rescate del niño Redjeson Hausteen Claude, de dos años. Un milagro que dio la vuelta al mundo. El pequeño estaba entre los escombros de la vivienda familiar, abrazado a su abuelo muerto. Cuando el bombero Óscar Vega lo sacó en brazos, la familia lo rodeó y empezó a bailar alrededor, entre gritos de alegría. “Cuando lo vi por televisión, me puse a llorar y no podía parar. ¡Ése es mi “Turco”! Es lo más grande que me ha pasado en la vida”, recuerda Cristina. Turco ya está de vuelta en España, mordisqueando palitos, su gran afición y entrenándose diariamente para seguir salvando vidas.

Anuncios
Categorías:Para contarlo

QUILTRO DEL BICENTENARIO: FOTOS, PREMIOS, AMBIGÜEDAD Y CONTRADICCIÓN CONCERTACIONISTA

Relato bajo el sol:

Quiltro del Bicentenario: Fotos, premios,

Ambigüedad y contradicción concertacionista

El controvertido concurso culminó con una ceremonia, casi privada en la Plaza de la Constitución. Curiosamente los parroquianos de cuatro patas no pudieron ingresar al sector donde ser realizaría el acto. Champion donó más de dos toneladas de alimento que serán repartidas entre las agrupaciones Los Ocupantes de Peñaflor, 4 A de la Universidad de Chile y ADAR de Recoleta. Tonka Tomicic se lució en su discurso. La Presidenta, bueno… ¡Plop!

por Lea Contardo

Diez de la mañana, el termómetro ya pasa los 20 grados y los invitados a la ceremonia de premiación del concurso “Quiltro del Bicentenario” entran previo chequeo de los guardias de La Moneda a la explanada de la plaza donde se encuentra un pequeño escenario. Hay 70 sillas dispuestas para los convocados y nueve paneles en que se exhiben las fotografías premiadas y las que obtuvieron mención honrosa en el certamen que recolectó más de 600 imágenes de quiltros de todo el país.

De pronto veo a Alejandra Cassino de CEFU hablando con los miembros de las agrupaciones que serán beneficiadas por el donativo de dos toneladas de alimento que entregará Champion. Está también Tonka Tomicic, el grupo de presentación de la escuela de Adiestramiento Canino de Carabineros y el Rucio, el quiltro tipo labrador que gracias a la acción de Carabineros se salvó junto a unos pocos compañeros busca vidas de morir a manos de funcionarios de la SEREMI de Salud Metropolitana, días antes que Michelle Bachelet asumiera la presidencia de la República en marzo de 2006.

Saludo a Cassino. Quienes la conocemos, sabemos cuando le pasa algo. Le pregunto qué ocurre. La respuesta llega breve y con tono neutro. “Ahora restringieron la entrada de los quiltros de la Plaza a este sector. ¡No hay caso! No cambian un ápice”. Mientras nos conseguimos el programa con Javier Luis Egaña, el secretario Ejecutivo de la Comisión Bicentenario, este nos comenta que está contento con el concurso. El programa es breve y los únicos con derecho a micrófono son el fotógrafo y presidente del jurado, Jesús Inostroza, Tonka Tomicic y la Presidenta. Por lo tanto, sería una ceremonia plana, sin mucha emoción y claro sin que los proteccionistas pudieran decir nada.

El Rucio sobrevivió a la matanza de La Moneda el 10 de marzo de 2006. Mataron a 30 congéneres suyos.

El Rucio y otro quiltro negro que hoy son parte de la Escuela de Adiestramiento Policial, lucen unos pañuelos verdes con los logos de Carabineros. Ellos, que en alguna medida eran los homenajeados, no tuvieron cabida en la ceremonia. Ni siquiera fueron mencionados por la locutora del evento, nadie les hizo un gesto ni nada. Excepto los proteccionistas, claro, y Cassino que se dedicó a presentarle al Rucio y su compañero a cuanto periodista pasaba y a contar la historia del sobreviviente de la matanza de 2006 y de Pillán, un hermoso ovejero con máscara y manto negro que perteneció al fallecido General Director de Carabineros, Alejandro Bernales y que hoy es parte del grupo de adiestramiento policial.

El reloj marcaba cerca de las 10:30. El termómetro ya se empinaba por los 25 grados. La ceremonia llevaba ya 27 minutos de retraso. De pronto atraviesa el umbral de La Moneda la presidenta, Michelle Bachelet. Nos ponemos de pié y comienza la premiación. A estas alturas y sabiendo que lo que menos habría sería emoción y mucho menos noticia, pensé en retirarme y claro mandar la típica nota informativa. Pero me quedé. No sé si fue el calor que me retuvo o la idea de que la editora de PrensAnimalista me retará por pajera.

Mientras cavilaba, sentada a metros de la presidenta y pensando que a este paso no llegaría a Rancagua a las 13:00 horas donde me esperaban las humitas de la mesa familiar, comenzó la ceremonia de premiación. Jesús Inostroza hizo una reseña de las imágenes seleccionadas, informó de su doble militancia de fotógrafo y animalista y que el criterio para elegir a los ganadores fue el equilibrio entre emoción y técnica.

Luego llegó el turno de Tonka Tomicic. El tópico de su alocución: tenencia responsable. ¡Qué lata! .Me preparé a desconectarme del acto que era en homenaje al quiltro, en el que por cierto no participaron los perros de la plaza que fueron contenidos tras las vayas papales, mientras el Rucio y su amigo negro figuraban de adorno. De repente Tomicic dice “Este concurso es un hito que muestra el avance en el reconocimiento de los animales en nuestra sociedad”. No tuve opción tuve que dejar mi idea de desconexión y escuchar lo que claramente no pintaba como el típico discurso de “amante de los animales” y que ponía en alerta a los organizadores del evento.

“Si bien hoy contamos con una ley de protección animal que aún debemos mejorar, los animales siguen siendo considerados cosas en nuestro Código Civil”, dijo Tomicic, mientras yo no entendía lo que pasaba. La animadora prosiguió “debemos entender que no basta con entregar recursos a los municipios para que construyan caniles municipales y sacrifiquen a los animales no reclamados. Hay que trabajar en otras áreas como en el control de su reproducción y por sobre todo en educar en tenencia responsable y respeto hacia los animales. De ese modo, no tendremos más quiltros abandonados, que es lo que todos queremos”.

La verdad no sabía si era el calor que me hacia delirar, pero el aplauso de los proteccioncitas que estaban invitados me corroboró que efectivamente Tomicic había enarbolado la bandera de la causa y tomado la responsabilidad de decir lo que los animalistas no tendrían oportunidad de expresar en la ceremonia, por error de la organización o por celo excesivo frente a un probable emplazamiento de la directora de CEFU, luego de la chambonada legislativa y promesas imposibles de cumplir que la semana pasada en ese mismo lugar, la vocera del comando de Frei anunciaba al indicar que el MINSAL finalmente recomendaría el retiro de la indicación al proyecto 6499-11 conocido como ley de exterminio.

Luego siguió la entrega de la donación de Champion, se entregaron los diplomas y premios a las menciones honrosas y a los ganadores. La foto oficial y el discurso de la mandataria. En este punto pensé que la alocución de la presidente sería sólida, “total se esta yendo del gobierno y puede prometer cualquier cosa”, reflexioné. Me equivoqué, el discurso de la mandataria estuvo lleno de lugares comunes y trivialidades, contenido esperable en el discurso de una modelo, pero no en el de una Presidenta cuyo período empezó con una matanza y termina dejando un proyecto eutanásico en el Congreso.

Es justo decir que tuvo dos momentos de algo así como sinceridad hacia el tema. “Juan Luis – secretario Ejecutivo de la Comisión Bicentenario- sabe cuanto me entusiasma este concurso pues es tan propio y bla, bla, bla” y luego cuando con la gracia que la llevo a obtener más del 80 por ciento de aprobación, contó que en Uruguay los quiltros también se pasean en los actos públicos. Obviamente, la mandataria no se dio cuenta que estaba evidenciando que la temática de los animales abandonados y descontrol de la población canina es común en los países de América Latina.

Cuando divagaba entre lo básico del discurso de la presidenta y lo arrugado y algo manchado de su pantalón negro, anuncian la presentación de la escuela de adiestramiento canino de Carabineros. Como es costumbre los efectivos piden permiso para desfilar. Lo propio hicieron los canes junto a sus adiestradores. De pronto la presi se manda el comentario “nunca me habían pedido permiso los perros para desfilar ¡Lo último que me faltaba! Bueno todo se puede esperar cuando estoy terminando mi gobierno”.

La verdad en ese momento solo atiné a mirar a Cassino, quien levantó una ceja. Tonka por su parte se desentendía de la talla de la mandataria y al General de Carabineros a cargo de la Escuela de Adiestramiento sentado al lado de Bachelet no le quedó otra que reírse junto a su jefa. Terminó la impecable presentación de la Escuela de Adiestramiento Policial, y con ella la ceremonia. La presidenta saltó de su asiento y volvió a recorrer los paneles con las fotos. Se sucedieron las fotografías de rigor con los invitados y se fue.

Unas promotoras me entregaron un ejemplar de Las Ultimas Noticias y otro de la edición especial de Condorito. En ese momento me sentí como Pepo, el autor de las aventuras del Condor metamorfoseado y exclamé ¡PLOP!

O sea, siguiendo la lógica de evadir los problemas y tapar lo errores que caracterizó el quehacer varios funcionarios del gobierno que termina, se organiza un concurso del quiltro, se hace la ceremonia en el mismo lugar donde eliminaron más de 50 animales en 2006, la presidenta dice trivialidades, los proteccionistas no pueden hablar, nadie presta atención a las historias de los animales fotografiados que hablan de abandono, enfermedad y desaparición, el Rucio, en silencio mira a lo lejos a quienes alguna vez compartieron sus andanzas. Simplemente ¡Exijo una explicación!

Categorías:Para contarlo

El origen de la frase… EL PERRO ES EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE

diciembre 31, 2009 1 comentario

Por Paola Dragnic

  • La frase, incluso ridiculizada en varias ocasiones, no es más el corolario de una historia olvidada que en realidad debiéramos tener presente día a día. Por eso quiero compartirla con Ustedes.
  •  Es una historia mágica, que a finales del 1.800, cambió la historia judicial en Estados Unidos en materia de los derechos animales y que nos enrostró a los humanos, un poco de esas miserias contra las que debiéramos luchar también en esta cruzada animalista.

 Charles Burden, un granjero amante de los animales, era conocido en el condado de Warrensburg de Missouri, por la entrañable relación que tenía con su perro, Old Drum. Un viejo foxhound famoso por sus impresionantes habilidades de caza y su gran inteligencia.

 Cuenta la leyenda, que Burden bebía alcohol con sus amigos, y en las entretenidas veladas solo hablaba de las pericias de su perro.

 Pero Old Drum y el granjero tenían un enemigo. Su vecino, el millonario Leonidas Hornsby que odiaba a los animales y varias veces había amenazado con matar al perro, hasta que una noche de 1869, el viejo Drum fue asesinado a sangre fría.

 Charles encontró el cuerpo de su amigo con varios balazos justo en la cerca de su vecino. Las evidencias eran contundentes. Charles lloró varios días la muerte de su amigo y prometió hacer justicia.

 Fue a la corte de Warrensburg. Allí, luego de reírse de él por pretender que alguien fuese juzgado por la muerte de un perro, le indicaron que lo máximo de la demanda no podía superar los 150 dólares y perdió el primer juicio.

 Apeló hasta que el caso llegó a la Corte del Estado en la que se dispuso que fuese el tribunal del juez Foster Wright el que administrara justicia de forma inapelable.

 Hornsby, el acusado, sería representado por dos luminarias del momento: Francis Cockrell, futuro senador de los Estados Unidos por Missouri, y Thomas Critteden, que llegaría a ser gobernador del Estado.

 Durante un año, Charles preparó el juicio con el coronel Wells Blodgett convencido de hacer justicia por la muerte de su viejo perro. Pero la desventaja era evidente. El militar supo entonces que el reconocido abogado y asesor presidencial, George Graham Vest estaba de visita en el condado y no dudaron un minuto en contactarlo.

 Vest, que después sería senador durante más de dos décadas, aceptó el desafío que ningún abogado quería tomar por miedo al ridículo que significaba entonces pretender hacer justicia por la muerte de un simple perro.

 El 23 de septiembre de 1870, Vest tomó el caso que lo haría famoso y con el que acuñó la frase: El perro es el mejor amigo del hombre.

 El juez Wright, que estaba dispuesto a aplicar la fría letra de la ley para acabar con el caso ese mismo día, nunca pensó que asistiría a una lucha sin cuartel en la que se acuñaría la que después sería una frase famosa.

 El juicio comenzó. Critteden y Cockrell, abogados del acusado, se dirigieron al jurado. Su pilar argumental giró en torno del valor monetario de la pérdida de Burden, que consideraron ridícula. Y eso era lo que George Vest esperaba.

 Tras meditar unos instantes, se puso lentamente de pie y, mientras caminaba de un extremo al otro de la sala, dejó de lado el resarcimiento económico y habló de lo único que le interesaba: un perro había sido muerto salvajemente.

 De su alegato, con el que ganó el juicio, sólo se conserva el fragmento que transcribimos textualmente:

 Señores del jurado, el mejor amigo que tiene un hombre en el mundo puede volverse contra él. Su hijo o hija, a los que ha

George Graham Vest

criado con amoroso cuidado, pueden ser desagradecidos. Aquellos que están mas cerca nuestro y que nos son más queridos, aquellos a los que les confiamos nuestra felicidad y nuestro buen nombre, pueden traicionarnos.

 El dinero que un hombre ahorra puede perderse. La reputación puede ser sacrificada en un momento de acción impensada. La gente que está dispuesta a caer de rodillas para honrarnos cuando el éxito nos sonríe, puede ser la primera en tirar la piedra de la maldad cuando el fracaso nubla nuestras cabezas. El único amigo absoluto y desinteresado que puede tener un hombre en este mundo egoísta, el que nunca es desagradecido o traicionero, es su perro. Con esto estoy diciendo que el perro es el mejor amigo del hombre.

 ¿Por qué sres. del jurado?. Porque el perro de un hombre está a su lado en la prosperidad y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad. El dormirá en la fría tierra, donde sopla el viento y la nieve se arremolina implacable, sólo para poder estar al lado de su dueño. Besará la mano que no puede ofrecerle comida, cuidará las heridas y penas que el encuentro con la rudeza del mundo le ocasione. Guardará el sueño de su pobre señor como si fuera un príncipe. Cuando todos los demás nos abandonan, él permanece. Cuando la riqueza desaparece y la reputación se hace añicos, él es tan constante en su amor como el sol en su viaje por el cielo.

 Si el destino lleva a su señor a ser un proscrito en el mundo, sin amigos y sin hogar, el perro no pide otro privilegio que el de acompañarlo para defenderlo del peligro y pelear contra sus enemigos. Y cuando el último de todos los actos llega, y la muerte se lleva a su amo, no importa si todos los amigos siguen su camino. Allí, junto a su tumba, encontraréis al noble perro, la cabeza entre las patas, los ojos tristes, pero abiertos en alerta vigilancia, fiel y leal aún en la muerte.

 La solemnidad, la fuerza y la verdad de sus palabras, hicieron que muchos integrantes del jurado rompieran en llantos de emoción. El juez, petrificado, comprendió entonces la dimensión de lo sucedido. Hornsby, el asesino del viejo Drum, fue multado y encarcelado.

 Hoy, a las afueras de la corte del condado de Warrensburg, se levanta una estatua que recuerda al viejo Drum y esa batalla judicial que marcó un precedente.

Categorías:Para contarlo

ASÍ CHILE BOTA A SUS ANIMALES

diciembre 7, 2009 63 comentarios
  • El domingo 6, una familia completa fue sin ningún escrúpulo a abandonar a su mascota a Pirque. A pesar de que fueron sorprendidos, igualmente la dejaron a su suerte. El perrito persiguió al auto de los que fueron sus amos hasta agotar todas sus fuerzas.

Por PA

Pirque es tristemente conocido porque allí día a día decenas de perros son abandonados como si fueran objetos que ya no sirven más (para rematar, el alcalde Cristián Balmaceda Undurraga prohibió la alimentación de éstos por parte de los vecinos de la zona). Esta situación es en todo Chile, no por nada existen más de 3 millones de animales que sufren la inclemencia de la calle, y la peor, la indolencia humana. Y por si fuera poco, el Senado está a punto de aprobar una ley que “eutanasiará” a los quiltros del camino. Me pregunto: ¿A quiénes debería verdaderamente ir dirigido este proyecto de ley? ¿Somos realmente la especie superior que habita en la tierra?

Este es el relato textual de Marcela Opazo, una mujer que ha dedicado su vida a la protección de los perros abandonados, especialmente en Pirque.  En esta ocasión iba a buscar un perro para dar en adopción  y justo se encontró con un acto de abandono animal infraganti.

“Voy por el camino (6/12) que une San Juan de Pirque con el cruce Las Vertientes. Pasando el puente diviso un auto color beige estacionado a la orilla con poca berma, me llama la atención donde está detenido, le digo a mi esposo que quizás les pasó algo. Entonces lo adelanta, sigo sigilosamente mirando por el espejo retrovisor cuando de repente veo que se abre la puerta delantera derecha, se baja una mujer, va al portamaletas y tira a la calle un perro color café dorado similar al de un cocker. Para, para…grito. Me bajo con cámara fotográfica en mano para obtener pruebas sobre su patente antes que arranque. El nerviosismo hace que mi mano tirite de la impresión que estoy viviendo, mi piel se pone como gallina, la boca se me seca, apretó una y otra vez el disparador.

Luego de sacar varias fotos, el hombre que maneja me mira enojado y dice: ¿Qué está haciendo señora? Respondo nerviosa -no le da vergüenza venir a botar a su perro-. Observo que a su lado hay una señora joven y en el asiento trasero dos de sus pequeños hijos que miran sin entender nada. La mujer se da por aludida, baja la cabeza y luego me dice –es que ya no queremos tenerlo-. Eso no le da derecho a venir a abandonarlo, le digo. Inmediatamente el chofer pone el pie en el acelerador y arranca mientras -su perro- camina choqueado de un lado para otro intentando esperanzados que le abran la puerta, como mendigando por favor, qué pasó. Al pobre animal se le hicieron pocas sus patitas para correr tras de quienes un día lo quisieron.

A los segundos el perrito choqueado, cansado de tanto correr, con la lengua afuera, los ojos desorbitados, camina de un lado a otro, me mira, huele mi auto, gime, respira incesante, yo con rabia e impotencia, intento acercarme, no me deja, solo me mira. Está choqueado en el medio del camino. Lo intento tomar, no me deja, vuelve a correr, lo perdimos de vista”. 

Y vuelvo a preguntar ¿Somos realmente la especie superior que habita en la tierra?

Cómo hacer entender a quienes legislan que es urgente un proyecto de ley que sancione con dureza la bajeza humana que abandona y maltrata a animales, y no uno que elimine a los perros que sufren en las calles. Esta no es la solución, es el paso a un círculo vicioso compuesto por la muerte y la irresponsabilidad de una sociedad ya inconsciente.

 No se trata de fanatismo animalista como alguna vez lo señaló el responsable del Depto de Zoonosis del Ministerio de Salud, el veterinario Carlos Pavletic. Si no que de crear una mejor sociedad, una que respete a los animales y les devuelva la dignidad que alguna vez la raza humana les quitó egoísta e injustamente.

El video acusador está en: http://www.losperrosdelcamino.blogspot.com

Categorías:Para contarlo

ESTREMECEDOR RELATO DE MALTRATO ANIMAL: ¿HASTA DÓNDE PUEDE LLEGAR LA MALDAD HUMANA?

noviembre 13, 2009 25 comentarios
ASESINO

Alejandro Rodríguez Valeria, el asesino de la perrita. Como anexo, el hombre tenía antecedentes por robo.

Yungay, 8 de noviembre

Por M

 Lo que tengo que contarles no es grato. El domingo 8 de noviembre mientras realizábamos un operativo de esterilización en Yungay escuchamos una grave historia de maltrato animal,  de esas que uno no dimensiona hasta que ve.

 Mientras recogíamos las perritas que teñíamos que operar, un miembro de la sociedad protectora de animales, Flor Gavilán, se encontró con la triste sorpresa de que una de ellas había sido cruelmente asesinada por su dueño.  

 Inmediatamente nos dirigimos a la casa en donde vivía la perrita, en la población Juan Pablo II. Al llegar, Alejandro Rodríguez Valeria – el maltratador-, nos contó que recién la había regalado. Lo último nos pareció muy sospechoso ya que nosotros íbamos a hacernos cargo de todos los gastos de su esterilización. Después de ejercer mucha presión,  Rodríguez finalmente confesó que  había metido a su mascota en un saco y  tirado al estero viva.

 Mientras llegaba carabineros, tuvimos la difícil misión de ir a buscar a la perrita. Dios. Lo más difícil fue ver hasta dónde puede llegar la maldad humana.

 Ahí estaba el angelito, en un saco. Su hocico estaba fuertemente amarrado con huincha de embalaje, sus ojitos estaban abiertos y botaba mucha agua con sangre de su nariz. Ese frágil cuerpecito fue violado por este salvaje, sin que tuviera ni una oportunidad de defenderse, y tenerlo frente PERRITAa mi sin poder agredirlo físicamente, fue horrible. Las duras frases que le dije se me hicieron pocas. Creo que nunca he sentido tanta impotencia en la vida.

Efectuamos la denuncia como organización, este tipo quedó DETENIDO hasta el día siguiente, fue formalizado por MALTRATO ANIMAL y CONDENADO  a una sentencia de 61 días de PRESIDIO y una multa de 2 ingresos mínimos. Un detalle no menor: el infeliz tenía una condena por robo.

Es cierto que hay daño sicológico para quienes presencian el maltrato, para todos los que ese día estuvimos, las personas que supieron, que vieron las fotografías, sin excepción, confirman sentir  angustia aún, algunos incluso dicen la vida ya no será la misma de antes.

 No es un consuelo, pero por lo menos logramos que se le sancionara. Es de enorme relevancia social que este caso se difunda y conozca considerando además que el inculpado era el mismo dueño y en ese caso es muy difícil conseguir una condena para poder salvar la vida de otros animales. En este sentido necesitamos  toda vuestra colaboración.

 Además recuerden que todo aquel que maltrata a un animal MAÑANA LO HARÁ CON UN SER HUMANO INDEFENSO, PROBABLEMENTE UN NIÑO.

Categorías:Para contarlo

LA ENTRADA AL INFIERNO

octubre 28, 2009 5 comentarios

                               Por Adriana de la GarzaMERCADO

Hoy estuve en el mercado -feria como dicen en Chile- de Melipilla. Subastaban cientos de vacas, toros, bueyes, terneras, cerdos, caballos, potros y borregos para el matadero.

 Estuve en la antesala del infierno. Estos animales estaban aterrorizados, con los cuerpos llenos de cicatrices y con el espíritu quebrado a punta de golpes y gritos. Se amontonaban entre ellos buscando evitar los golpes con fierros y palos que les propinaban por todos lados. Si su mirada se cruzaba con el menor atisbo de un cuerpo de un animal humano, huían con un profundo terror.

 Una vaca con las orbitas oculares vacías que sangraban y supuraban al mismo tiempo robó mi atención. Estaba perdida entre tantos gritos y golpes, no sabía como arrinconarse sin molestar a otras vacas o cuidadores. Cada vez que su cuerpo cegado y doloroso topaba con una vaca u hombre provocaba la ira de estos. La cornaban o golpeaban con fierros. No sabía como desaparecer de allí.

vaca-con-ternera-charolaise Vi yeguas con sus crías y vacas lecheras con sus terneros destinados, tanto la madre como el hijo, al matadero. Las crías horrorizadas pegándose al cuerpo de sus madres y éstas en este infierno buscando darles protección.

 Vi cerdos con los cuerpos fracturados gritando de dolor. Vi terneritas de semanas que dueños de restaurantes chinos las habían subastado para cocinarlas. Ellas estaban tan desamparadas y desoladas, arrancadas del seno de sus madres y siendo golpeadas, puestas en sacos de papas y lanzadas a camionetas.

 La gente allí se aglutina y mira indiferente toda esta barbarie.

 Había un hombre con su hija que estudia veterinaria. La había llevado no para que se jurara a si misma proteger la vida de estos animales a toda costa, para darles una vida digna, para aliviar su dolor sino para que viera como es la realidad y se acostumbrara a ella. La joven estaba siendo curtida en nuestra mísera y sórdida opresión y tortura a los animales no humanos.

 cordero_precio_mataderoLa pseudo veterinaria del lugar cree que la ética no es universal, no existe una moral universal. Considera que un valor es la tolerancia a lo que ocurre en ese lugar y al comer carne porque es algo que ha existido durante siglos.

 Entonces, ¿por qué no ser tolerante a la pedofilia, al racismo, a la violación de derechos humanos? ¿A la opresión de las mujeres en regímenes extremos como el Talibán? ¿A la corrupción o al narcotráfico?

 Son prácticas que siempre han acompañado al hombre, ¿o no ?

http://www.adrianadelagarza.blogspot.com/

Categorías:Para contarlo

SOBREVIVIENDO… SOBREVIVIENDO…

octubre 27, 2009 11 comentarios

SOBREVIVIENDO1

¿Abandonado o vago?

Por Nataly Urriola

 

Hace un tiempo estuve sacando fotos para un proyecto del diplomado en fotografia digital del Instituto Arcos, lógicamente relacionado con el maltrato animal y abandono.

 El andar por la ciudad me condujo a las calles  Sierra Bella con Placer. Ahí me encontré con Yerko. Un perro de tamaño mediano-grande, café chocolate con su ojito seriamente dañado. Lo tenia completamente hacia fuera, todo su globo ocular estaba a la vista  y no se podía quedar en ese estado. Rápidamente  me contacte con un grupo de animalistas, el “Grupo P” . Allí,  Lily Tapia, Beatriz Cabellos y Gonzalo Fernández se unieron a esta causa. Obviamente, el fin era que Yerko pudiera operarse del ojito. Así fue.

 Lily tenía un excelente dato de un veterinario de un corazón de oro, no queremos nombrarlo porque ni en las fotos quiere aparecer, por lo que su identidad quedara bajo discreción. Él nos ha ayudado muchísimo y estamos demasiados contento con su labor. Cuando fue a revisar a Yerko descubrió que algunos de los perritos de ahí también estaban enfermitos.

SOBREVIVIENDO2Visita tras visita nos fuimos encariñando con los perris y con Pachuco y Luis, dos indigentes que lloraban abrazados el día que Yerko se fue a pabellón. Le decían lo mucho que lo querían y que él se mejoraría. Parecían niños. Cuando Yerko se fue a operar, nos cantaron una canción, su arte. Sobreviviendo se llamaba el tema, nos hizo llorar a todos, por el corazón que entregaban al entonar la melodía.

 Al regresar, nos recibieron con abrazos y besos, porque sus mejores amigos estaban sanando. Finalmente SOBREVIVIENDO4decidimos que también ellos necesitan ayuda médica, Pachuco también tiene su ojito seriamente dañado, no tiene dientes y al parecer tiene sarna.

Después de terminar nuestra visita, lloraron otra vez como niños, porque no querían volver a quedarse solos. Justo en ese momento decidimos crear una agrupación de ayuda al indigente y sus hijos de cuatro patas.

 Que hombre y perro estén en la calle, abandonados, no significa que no sientan. Ambos son inseparables, se cuidan, ayudan y aman. Es el amor más puro, incondicional y fiel que he visto. Lo juro.

Me preguntaron cómo vivía, me preguntaron;SOBREVIVIENDO
sobreviviendo, dije, sobreviviendo,
tengo un poema escrito más de mil veces,
en él repito siempre que mientras alguien
proponga muerte sobre esta tierra
y se fabriquen armas para la guerra
yo pisaré estos campos sobreviviendo,
todos frente al peligro, sobreviviendo,
tristes y errantes hombres sobreviviendo,
sobreviviendo…sobreviviendo…
 

(Víctor Heredia)

a.sobreviviendo@gmail.com

Categorías:Para contarlo